martes, 10 de abril de 2012

Mr. Prince (#1)


-         ¿Vas a ir a clase en el cuarto período? – Nami le hizo la pregunta mientras se colocaba la falda.

-         Paso. Historia es demasiado aburrida – respondió Zoro subiéndose la bragueta del pantalón del uniforme.

-         ¿Cómo es posible que apruebes todo? ¡Siempre te saltas las clases! – exclamó ella – Es de lo más injusto...

Zoro miró a su compañera, que estaba de rodillas en el suelo, ajustándose el uniforme de nuevo. Nami era la chica más guapa de su clase y una de las más inteligentes, aún así... no sentía nada cuando la miraba. Sí, de vez en cuando tenían sexo en la azotea del instituto, pero no era algo que realmente le llenara. Ella se lo pedía y él, simplemente, aceptaba. Lo mismo pasaba con Robin, la amiga de Nami. Eran las dos chicas más solicitadas de su curso... no, del instituto, pero a él no le llenaban para nada. Necesitaba algo más, solo que no sabía qué. Cada vez estaba más cansado del sexo sin sentido que solo servía para liberar un poco de tensión acumulada.

-         Bueno, yo me voy. Ha sido genial, como siempre. ¡No te quedes dormido! – dijo ella sonriendo. Le dio un beso en la mejilla a Zoro y se marchó.

Zoro suspiró y se tumbó en el suelo, con las manos detrás de la cabeza. Tenía que hacer algo para acabar con esta rutina. Dándole vueltas a esto, terminó quedándose dormido.

Se despertó al oír un ruido metálico constante, como si algo estuviera chocando contra la valla que recorría la azotea. Sacudió la cabeza para despejarse y se incorporó. Fue entonces cuando escuchó una serie de jadeos y gemidos que venían desde el otro lado de la pared que separaba la azotea en dos. Genial, pensó, ahora estoy atrapado aquí hasta que la pareja decida que ha tenido suficiente.

Frotándose los ojos con las manos, se preguntó quiénes serían. ¿Robin y algún otro chico de su clase? No tenía noticias de que nadie más salvo ellos utilizaran este lugar como picadero. Con un poco de curiosidad, se puso de pie y caminó despacio hacia la esquina para echar un vistazo. Lo que se encontró al otro lado le sorprendió. Era una pareja de chicos totalmente concentrada en el asunto. El seme, que se encontraba de rodillas detrás del otro chico, era alguien a quien Zoro no había visto nunca. Un muchacho moreno, tanto de piel como de cabello. Pero fue el uke el que más le llamó la atención. El joven rubio de piel muy clara que permanecía a cuatro patas y gimiendo con cada embestida recibida no era otro más que... Mr. Prince.

Sanji, el brillante estudiante de segundo, conocido en todo el instituto como “Mr. Prince” por su apariencia y encantadora forma de ser, era la única persona a la que Zoro realmente no aguantaba. Siempre tan perfecto, tan correcto, tan encantador, tenía a todas las chicas de clase (y de todo el insti, en realidad) coladitas por sus huesos. Normalmente, las encontrabas revoloteando a su alrededor como mosquitos buscando sangre que chupar.

El simple hecho de que el estudiante perfecto estuviera saltándose las clases era algo fuera de lo normal, pero que lo estuviera haciendo por el motivo que Zoro estaba presenciando... era realmente increíble. Así que Mr. Prince bateaba del otro lado, ¿eh? A decir verdad y pensándolo bien, nunca le había visto interesado en ninguna chica, eran ellas las que le perseguían. Él se limitaba a ser agradable y simpático con ellas.

Con una sonrisa de medio lado en su rostro, Zoro sacó su móvil del bolsillo e hizo unas cuantas fotos de la escena. Quizá esto era lo que había estado esperando y que le sacaría de la aburrida rutina.



Sanji contó, soltando un suspiro, los billetes que aquel tío le había dado. Ni siquiera sabía cómo se llamaba y tampoco le importaba. Lo único que necesitaba es que soltara la pasta después de haberse desahogado. Estos imbéciles estaban dispuestos a pagar lo que fuera simplemente para que él se abriera de piernas y, si tenía suerte, alguno intentaba hacerle disfrutar también. No estaba mal. Era dinero rápido y fácil. Justo lo que necesitaba.

-         Ha estado bien. Ya nos veremos – dijo el chico, alejándose y saliendo de la azotea.

Él se puso los pantalones y se guardó el dinero en el bolsillo derecho. Sonrió mirando hacia el cielo. Con esos billetes en el bolsillo se sentía realmente mejor.

-         Menuda sorpresa... así que “Mr. Prince” es realmente “Mr. Uke”. Creo que las chicas se sentirán desilusionadas cuando se enteren – dijo una voz que venía desde detrás suya.

Con un respingo, Sanji se giró y miró a la persona que había hablado. Maldijo para sus adentros al ver quién era. De todas las personas habidas en el mundo, tenía que ser precisamente el idiota de Zoro el que le descubriera. Era el “delincuente” de su clase, el que pasaba de las clases y de los profesores, el que se metía en peleas y embrollos. A todo el mundo le sorprendía que fuera capaz de aprobar todas las asignaturas con el poco tiempo que pasaba en clase o atendiendo. El caso es que era un payaso y estaba clarísimo que no iba a mantener la boca cerrada gratis, si es que la mantenía cerrada.

-         ¿Qué es lo que quieres, Zoro?

-         Vaya, directo al grano – dijo el otro con una sonrisa – Así mejor, porque me da la posibilidad de ser directo también. Si no quieres que todo el instituto se entere de lo que el estudiante perfecto estaba haciendo mientras se saltaba las clases... será mejor que te asegures de hacer todo lo que yo quiera, ¿de acuerdo, esclavito?


10 comentarios:

  1. FELLATIO!!! xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Sanji me pone de Sanjidile, de Sanji y de uke, da igual lo que haga, me pone y punto.

    Me encanta como empieza ZoSan.... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, sí... en esta historia son todos unos guarros xDDDD Folla hasta el apuntador xD

      Jajajaja, a mí me pone Zoro *.*

      Me alegro de que te guste :D

      Eliminar
  2. IUEGBHWYUWFBORUHBFVOYGBV Zoro atrevido *o* (?) xDDDDD nunca había leído un fanfic :33 y realmente me sorprendió *-* "¿de acuerdo, esclavito?" amé ese pedazo *o* Xio-chin se emocionó xDDD -w- ya anhelo leer el próximo, Ja nee~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo nunca he leído un FanFic... solo los que estoy escribiendo yo jajaja Me alegro de que te guste ^^

      Aunque tardaré en escribir el siguiente capi de esta historia, ya que solo es una historia a parte, no entra dentro de la principal >.<

      Eliminar
  3. No puedo decir que no me esperaba esto de ti XD pero me gustaaaa *-*
    Menuda imaginación tienes, y quiero saber que tipo de esclavo va a ser Sanji (o Mr. Prince ^^)

    Estoy ansiosa de saber como continuará XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué predecible soy >.< Me alegro de que te guste ^^
      Y, la verdad, no tengo tanta imaginación, me he limitado a coger un cliché de los mangas Yaoi y hacerlo con los personajes de One Piece xDDD

      Y ya veremos qué tipo de esclavo es... >.< Digo lo mismo que arriba... no sé cuándo escribiré el siguiente capi de esta, ya que es una historia secundaria >.<

      Eliminar
  4. XDDDDDDDDDDDDDDDDD Pillado Mr. Prince >.> xD I ♥ Zoro

    ResponderEliminar
  5. Con las manos en la masa xDDDDDDDD Me too xD

    ResponderEliminar
  6. jajaja Zoro de chico malo... me encanta... xD Y sí, le ha pillado peor bien a Sanji... xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Zoro le pega ser el chico malo ^^ Y sí, ha sido una buena pillada xDDDDDD

      Eliminar

Si tú también quieres ser el Rey de los Piratas... ¡deja un comentario!