lunes, 2 de abril de 2012

Formación de la banda Crow (#6)


Ari miró al recién llegado, el cual parecía ser prácticamente adorado por el resto de los hombres de la Marina que estaban en el puerto. El hombre tenía el pelo gris e iba fumando dos puros a la vez, por lo que el humo de estos le rodeaba. Llevaba puesta la típica chaqueta de los altos cargos de la Marina, pero más corta, con la palabra “Justicia” escrita en la espalda, y unos pantalones vaqueros. Sobre la espalda, llevaba atado lo que parecía ser un Jutte, como una espada de esgrima, pero unida a otra más pequeña.

Él miraba la escena que se estaba desarrollando en el puerto con el ceño fruncido, pasando los ojos de un miembro de los Mirlo Blanco a otro y, finalmente, detuvo sus ojos sobre ella. Enarcó una ceja al darse cuenta de que el alboroto lo habían causado un puñado de piratas heridos y una niña pequeña con un palo.

-         Hasta aquí llegó el juego – dijo, dando una calada a los dos puros.

-         ¡Mierda! Estábamos tan cerca... – murmuró Kiyo.

-         No puede ser... – susurró Yushi.

Ari se rascó la mejilla mirando al hombre. Giró la cabeza sin dejar de mirarle.

-         ¿Y tú quién eres? – preguntó en voz alta.

Al escuchar esa pregunta, todos los que estaban en el puerto y a su alrededor, se quedaron mirándola con asombro. ¿Estaba armando lío en Loguetown y no sabía qué oficial de la Marina se encargaba de la ciudad?

-         Esa debería ser mi línea – respondió él, sujetando los dos puros entre los dedos y soltando el humo.

-         ¡Yo soy Ari! – dijo ella sonriendo - ¡Una pira...!

-         ¡Espera, Ari! – interrumpió Nakano, antes de que ella dijera una estupidez.

Ella se calló y le miró.

-         ¿Qué pasa? ¿Es que no puedo decirle que soy una pir...?

-         ¡Ari! – interrumpió Tad esta vez.

-         ¡Aaaaaaaaaah! ¡Ya basta! ¿Quién demonios es ese viejo y por qué no me dejáis decirle que soy pirata? – estalló ella.

La banda entera se llevó la mano a la frente con un suspiro.

-         Es idiota... de verdad que lo es... – murmuró Yushi.

-         Ari... ese hombre es Smoker, el cazador blanco, el capitán de la Base Naval de Loguetown y es reconocido por no dejar que se le escape ningún pirata que entra en la ciudad – le explicó Sone, balanceando ligeramente su katana.

Ari miró al hombre con los ojos entrecerrados, como si quisiera medir su fuerza con la mirada. Poco a poco, una sonrisa se dibujó en su cara.

-         ¡Oye, viejo! ¿De verdad eres fuerte? – preguntó, provocando que toda la gente del puerto contuviera la respiración.

-         Puedes bajar a comprobarlo por ti misma, niña – dijo él, dándole otra calada a sus puros.

Ella soltó una carcajada y, demostrando de nuevo su agilidad, saltó de la cubierta del barco al puerto, palo en mano.

-         Chicos, subid al barco y largaos de aquí – le dijo a la banda.

-         P.pero tú dijiste... – comenzó a decir Kiyo.

Ari sonrió de medio lado y giró la cabeza para mirarles.

-         Sé lo que dije y sigo queriendo que seáis mis nakamas, pero vosotros ya no queréis ser piratas, así que no soy nadie para obligaros. Ahora... ¡fuera! ¡Largaos a casa! Yo entretendré al viejo para que no pueda “cazaros”.

Dicho esto, agarró el palo con fuerza y volvió a mirar a Smoker, que la miraba con seriedad, sin haber movido ni un músculo.

La banda entera se quedó en silencio un rato, mirando a la joven, pero finalmente comenzaron a subir al barco. Los miembros de la Marina no pudieron impedirles subir, ya que estaban golpeados y apenas podían moverse con fluidez y los que lo hacían, eran enfrentados por Sone y Kiyo. Una vez en el barco, comenzaron a moverse lo más rápido que podían, poniéndose en marcha y preparando el navío para zarpar.

-         Qué acción tan noble... e inútil al mismo tiempo, niña – dijo Smoker tranquilamente.

-         ¡Deja de llamarme “niña” de una vez! – exclamó ella, sujetando el palo con firmeza y corriendo hacia él lo más rápido que podía.

Smoker no se movió ni un centímetro, no lo necesitaba y ella estaba a punto de descubrir por qué. Ari balanceó el palo con todas sus fuerzas y golpeó al Capitán con él. Solo que... no le golpeó. Con los ojos muy abiertos, vio cómo el palo atravesaba una cortina de humo, donde debía haber estado la cara del hombre.

-         ¿Qué demonios...? ¿Una Akuma no Mi? – dijo ella, antes de sentir el puño de Smoker estrellándose contra su cara.

Ari salió volando hacia atrás, cayendo al suelo con estruendo. Se incorporó despacio y se llevó la mano a la mandíbula. ¡Maldición! Eso realmente había dolido. Miró al hombre con el ceño fruncido, mientras se percataba de que nadie se movía, se limitaban a observarles a ellos dos.

-         Niña o no... has declarado ser pirata, por lo que no voy a contenerme – dijo Smoker.

-         ¡Ari! – exclamó Maru desde el barco.

Ella giró la cabeza y sonrió levemente, mirando a Maru y Yushi que la observaban desde la cubierta.

-         ¡No os preocupéis! ¡Estaré bien!

-         Pero... – se quejó Yushi.

-         ¡Estaré bien! ¡Esto no ha sido nada! ¡Mis hermanos me pegaban más fuerte constantemente!

El Capitán de la Marina miró la escena con el ceño fruncido. Estando en esa situación... ¿todavía se animaba a sonreír para no preocupar al resto? ¿Quién era esa niña? Soltando el humo de sus puros, se dio cuenta de que eso no importaba, lo que importaba era detener a esos piratas antes de que se alejaran.

-         ¿A qué estáis esperando? ¡Detened a esos piratas! – exclamó mirando a los marines desperdigados por el suelo.

Ari se puso de pie y cogió de nuevo el palo, que había salido disparado cuando Smoker la golpeó.

-         No pienso dejar que impidáis que se vayan a casa – dijo encarando al Capitán.


4 comentarios:

  1. Ari es retarded xDDDDDDDD. ME ENCANTA!!! :D

    La que se va a liar con Smoker, pobrecilla mi ahijada... :_____

    Nakama, me ha encantado, y el siguiente seguro que también!!! ^^

    ResponderEliminar
  2. Pobrecilla xDDDDDDD Es retarded, pero adorable *.*

    Sí... creo que la pobre se va a llevar la del pulpo xDDDDDDDD

    ¡Ains, eso es que me lees con buenos ojos! *.*

    ResponderEliminar
  3. sí, estoy de acuerdo con LadyBella xD La pobre Ari va a recibir por todas partes!!! xD
    Pero que mona es... *.*

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, en serio... pobrecilla, la que le espera xDDDD

    ResponderEliminar

Si tú también quieres ser el Rey de los Piratas... ¡deja un comentario!