domingo, 8 de abril de 2012

Despedida en Arabasta (#1)

Una vez que Ari y Zoro estuvieron secos y en el interior de la cocina, donde Sanji estaba sirviendo té para todos, Luffy y el resto le contaron a la hermana del capitán lo que se proponían hacer para ayudar a Vivi a detener la guerra civil que se avecinaba en Arabasta. Ari les escuchaba atentamente, sentada en el banco con las piernas sobre el regazo de Ace. Nami apretaba la mano de Vivi, mientras esta hablaba sobre la situación de su reino. Usopp y Chopper asentían a todo lo que se decía y añadían algún que otro comentario. Zoro dormitaba sentado en el suelo y con la espalda apoyada en la pared, ajeno al bullicio que había montado en la habitación.

-         Espera, espera... – interrumpió Ari en cierto punto – Ese tal Crocodile... ¿quién es exactamente? – preguntó rascándose la oreja.

-         Un Shichibukai – respondió Vivi.

-         ¿Y eso qué es? ¿Se come?

Ace le dio un golpecito en la frente a su hermana.

-         ¿Cómo se va a comer, idiota? Es una persona... Un Shichibukai es un pirata al servicio del Gobierno Mundial – le dijo.

-         ¿Eso existe? – inquirió ella con el ceño fruncido.

-         Sí, hacen tratos con el Gobierno para poder piratear libremente y sin represalias – explicó la princesa.

-         Pero hacer tratos con el Gobierno va en contra de lo que representa ser un pirata. No son más que traidores a su propia bandera – dijo Ari poniéndose seria y cruzándose de brazos.

Todos se quedaron mirándola sorprendidos. Era la cosa más inteligente y con más sentido que había salido de la boca de la melliza de Luffy desde que estaba a bordo del Going Merry.

-         Ari-chaaaaaaaaaaan en plan serio también es adorable – dijo Sanji revoloteando alrededor de ella con un plato de galletas que dejó en la mesa, frente a la joven.

-         ¡Oh, galletas! – Ari se metió una entera en la boca - ¡Deliciosa! – exclamó masticando.

-         ¡Oye, Sanji! ¡Yo también quiero! – gritó Luffy mirando al cocinero.

-         ¡Eso, eso! – corroboró Usopp.

-         ¡Queremos galletas! – añadió Chopper.

-         ¡Callaos ya, idiotas! – exclamó Sanji, dándole galletas a Nami, Vivi y Ace, también – Solo hay para las señoritas y los invitados.

-         ¡Eso es injusto! – dijo Luffy – Ari no es una señorita y tiene galletas.

-         ¿Y qué soy, entonces? – preguntó Ari.

-         ¡Mi hermana!

Ace soltó una carcajada, mientras los demás intentaban desentrañar la extraña lógica de su capitán.

Sanji golpeó a Luffy en la cabeza y dejó un plato con las migajas y galletas que habían salido mal delante de Luffy, Chopper y Usopp, que se lanzaron a por ellas como si fueran muertos de hambre.
Ace cogió una del plato de Ari y ella le miró con una sonrisa. Estaba a punto de decir algo cuando un grito llegó hasta ellos.

-         ¡ARIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII! – la voz sonaba algo alejada, pero les llegaba claramente.

-         Alguien te busca – dijo Ace mirando a su hermana.

Ari frunció el ceño, preguntándose quién sería.

-         ¿Quién puede ser? – preguntó Nami.

-         ¡CAPITANAAAAAAAAAAAAAAA!

-         Creo que es su banda – dijo Usopp.

Ari sonrió de oreja a oreja, quitó sus piernas del regazo de Ace y se puso de pie para echar a correr, pero tropezó con los pies de Zoro y cayó de boca contra el suelo con un gritito ahogado.

-         ¡Ari-chaaaan! – exclamó Sanji yendo hacia ella, mientras Luffy y Ace reían a carcajadas sin intención de mover ni un músculo para ayudarla.

Antes de que el cocinero llegara hasta ella, Zoro, que se había despertado con el golpe recibido, se había puesto de pie y se agachaba para ayudar a Ari, con tal mala suerte que resbaló con el manto de la joven, cayendo sobre ella.

-         ¡Estúpido marimo! – dijo Sanji pateando a Zoro en la espalda.

-         Vamos, Sanji-kun, no te pongas así... Solo ha tropezado – dijo Vivi.

-         Menuda panda de inútiles idiotas... – se quejó Nami.

-         ¡Quítate de encima de Ari-chan, cretino!

-         ¡Deja de patearme! Si lo haces no puedo moverme – le dijo Zoro de mal humor.

Ari comenzó a agitarse y a retorcerse debajo de Zoro, que sintió el trasero de la enana frotándose contra su entrepierna, haciendo que torciera el gesto. Tenía que quitarse de ahí cuanto antes o estaría en verdaderos problemas, pero el maldito cocinero no le dejaba, ya que andaba dándole patadas a diestro y siniestro.

-         ¡Quita de encima, cabeza de alga! – dijo Ari.

-         ¡Eso intento! – respondió él.

-         ¡AAAAAAAARIIIIIII! – de nuevo el grito que venía del exterior.

-         ¡SABEMOS QUE ESTÁS AHÍ, CAPITANA! ¡DA LA CARA YA!

-         Creo que Zoro está disfrutando esto – dijo Usopp.

-         Zoro, pervertido – dijo Chopper masticando una galleta.

-         ¡No es eso, idiotas! – gritó Zoro, entre Ari que se frotaba contra él y Sanji que le pateaba.

Luffy reía mientras se comía las galletas de todos, que estaban despistados mirando la extraña escena que tenía lugar frente a sus ojos. Ace se puso de pie con un suspiro, se acercó a los tres, cogió a Ari por los hombros y la puso de pie, aguantándose las ganas de pisarle la cara al espadachín de su hermano.

-         Hale, ya estás de pie – dijo con el ceño fruncido.

Ari sonrió y salió corriendo de la cocina.

-         ¡Yo quiero ver a sus nakamas! – dijo Luffy saliendo tras ella.

Sanji pateó una vez más a Zoro y salió de la cocina, siguiendo al resto. Zoro soltó una maldición al levantarse. Frunció el ceño e intentó dar una explicación a la reacción que había tenido al sentir el pequeño cuerpo de Ari debajo del suyo. ¡Era una enana idiota! Entonces, ¿por qué demonios tenía una erección en ese momento? Con un suspiro, se colocó el pantalón y, negando con la cabeza, salió de la cocina, diciéndose a sí mismo que era una reacción normal cuando alguien frotaba su trasero contra tu entrepierna.



5 comentarios:

  1. Sí... una reacción normal... claro...
    PedoZoro onfayer xDDDDDDD

    Me encanta mi Sanji, tan educado, tan protector, tan monoso ^^. No como Sanjidile, que insulta y toca sin permiso... (I like it)

    Luffy se ríe y come mientras los demás no se enteran... Me lo he imaginado y me he partido xDDDDDDDDD

    Me encanta nakama!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, pero aquí todavía no es PedoZoro del todo... solo le saca 2 años a Ari xD No es tanto jajajajaj
    Sí... aquí Sanji es el Sanji NORMAL, pero el tuyo me da más morbo xD Sanjidile for president!!!!

    Luffy solo ríe y come, el cabrón xDDDDDDD No hace nada más xDDDDDDDD Y Ace queriendo pisar la cabeza a Zoro xDDDDDD

    Gracias, nakama ^^

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué es eso? ¿Se come? xDDDDDDDDDDD siempre pensando en comida... >.<
    :O nunca he visto ese lado de Zoro >.> xDDDD

    ResponderEliminar
  4. sí, ya.... lo normal Zoro... jajaja Pobrecito... la que le espera... jajaja
    Pd: que mono Ace!!! *.*

    ResponderEliminar
  5. Ali: Jajaja, por supuesto, es algo que le viene de familia xDD
    Y creo que nadie ha visto ese lado de Zoro nunca... pero ya verás lo queda por delante aún xDDDDDDD

    Ruth: Jajajajajaja, oye, yo creo que normal es... xDDDDDDD Y no, no sabe la que le espera, el pobre xDD
    Pd: sí, monísimo *.* Queriendo patear la cara de Zoro xDDDDDDD

    ResponderEliminar

Si tú también quieres ser el Rey de los Piratas... ¡deja un comentario!