domingo, 11 de marzo de 2012

Reencuentro en Arabasta (#2)

-         ¡Está sangrando! ¡Necesitamos un doctor! ¡Un doctor! – gritó Chopper.

-         ¡Eres tú! – le dijo Usopp, dándole una palmada en la cabeza.

-         ¡Ah! ¡Es verdad!

La chica miro a Chopper fijamente.

-         Déjame ver, hay que detener la hemorragia – dijo el doctor, mirando la nariz todavía sangrante de ella. La sangre corría por sus labios y caía hacia el cuello.

-         Eres un mapache... – dijo ella.

-         ¡SOY UN RENO! – exclamó Chopper.

-         ¡Un mapache que habla! – gritó ella agitando los brazos en el aire - ¡Un monstruo!

Luffy, riendo, estiró los brazos para agarrar la barandilla y se lanzó hacia delante. Cayó justo al lado de la chica, que dejó de agitar los brazos y le miró sonriendo. Entonces, Luffy lanzó un puñetazo hacia la mandíbula de ella, que saltó y agarró los hombros de Mugiwara y dio una voltereta en el aire, cayendo a la espalda de Luffy.

-         ¡Luffy, maldito! ¡Te voy a patear el trasero! ¡Esa no es forma de tratar a una señorita! – gritó Sanji, que hizo amago de lanzarse a por su capitán, pero Ace estiró la mano y le detuvo.

-         Déjales, no te preocupes.

-         Pero... ¿quién es ella? – preguntó Nami.

Ace no respondió; en cambio, echó a andar hacia donde estaban su hermano y la desconocida. Usopp y Chopper se  habían alejado de los dos.

-         ¡M.m.maldita! ¡Tengo a cien mil hombres a mi mando! ¡T.t.t.te patearán el trasero! – gritó Usopp alejándose cada vez más.

Ella esquivó una patada de Luffy y miró a Usopp asombrada.

-         ¿En seeeeeeeeeeeeerio? – exclamó, haciendo que Usopp la mirara con los ojos muy abiertos, ya que se había creído una mentira tan obvia.

-         ¿No os parece que esa reacción ha sido un poco estúpida? – preguntó Nami a Vivi, Zoro y Sanji.

-         Nunca le quites los ojos de encima a una pelea, Ari – dijo Ace colocándose detrás de la chica.

Ella se giró sonriendo para mirar a Ace, pero lo que se encontró fue el puño de este en la cara.

De repente, la cara de la chica estalló en una explosión de sangre, salpicando todo el cuerpo de Ace y la cubierta del barco. Todos dejaron escapar un grito ahogado, mirando el cuerpo, todavía en pie de la chica, goteando sangre. Luffy miraba boquiabierto la escena.

-         ¿Ari? – susurró – Ace... ¿qué...?

Ace soltó una carcajada ante la mirada atónica de los demás.

-         Es una rara habilidad esa que tienes ahí, pequeña.

-         ¿Qué demonios...? – preguntó Zoro al ver que la cabeza de la chica volvía a aparecer sobre sus hombros y la sangre de su cuerpo desaparecía.

-         Vaya, a ti no he podido engañarte, Ace.

-         ¿Una usuaria? – aventuró Sanji, encendiendo otro cigarro.

-         Creí que le había arrancado la cabeza... – murmuró Vivi.

Soltando un gritito, la chica se lanzó a los brazos de Ace, que la cogió por la cintura y dio una vuelta con ella.

-         No has crecido nada en estos tres años – dijo Ace, provocando que ella le golpeara en el hombro.

Luffy se rascó la cabeza y miró a la pareja.

-         Así que no está muerta... Uuuuufff, eso me asustó de verdad.

Ella le miró, se separó de Ace y se tiró contra Luffy, abrazándole también.

-         Se necesita mucho más que un puñetazo del tío llama para acabar conmigo – dijo la chica riendo.

Luffy le devolvió el abrazo y río.

-         ¡Increíbleeeee! Tú también comiste una Akuma no Mi.

-         Sí, hace dos semanas – ella se separó de Luffy miró a los dos hermanos con una enorme sonrisa en los labios – Una tipo logia... La Chi Chi no Mi... soy una chica sangre, aunque todavía me cuesta controlarlo...

-         ¡Geeeeeeeenial!

-         Esto... – dijo Usopp mirándolos a los tres - ¿Alguien nos va a explicar qué está pasando?

El resto de la banda se había acercado también.

-         Sí, eso no estaría de más... y, por cierto... – Sanji se acercó a Luffy y le golpeó le cabeza - ¡TÚ, IDIOTA, COMO SE TE OCURRA PEGARLE DE NUEVO A UNA SEÑORITA TE LANZARÉ AL MAR!

-         ¿Quién es ella, Luffy? Parece que os conocéis muy bien – preguntó Nami, ignorando a Sanji, que la miró con adoración.

-         Oh, Ari es nuestra hermana pequeña. Mi melliza - dijo Luffy como si nada.

2 comentarios:

  1. Muy bien, sigue así guapa... :D Me encanta la historia. Tengo ganas del siguiente capítulo! :D

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, muchas gracias, amor ^^ Me alegro de que te guste, a ver si me pongo ahora con el siguiente cap ^^

    ResponderEliminar

Si tú también quieres ser el Rey de los Piratas... ¡deja un comentario!